Translate

sábado, 18 de octubre de 2014

FRANCO SALVANDO LA GRAN MENTIRA AZULGRANA

Ante toda la información que tenemos en estos días sobre el tema de la independencia de Cataluña, de cómo un número limitado de catalanes pretenden separarse de España, ante la ideología de este país de tachar de franquista a cualquiera que vista una pulsera de España, ante todo esto me detengo a hablar de ello y de un hecho histórico que cambiará el punto de visto de vista sobre Franco en relación al FC Barcelona.


Nos situamos en la temporada 1934-1935, se celebra una reunión de la Federación Española de Fútbol para ampliar la liga hasta los 14 equipos, anteriormente sólo había 10 equipos. Los nuevos equipos saldrían de la promoción de la Segunda División, buscando basarse en la clasificación final de esta temporada más la aplicación de un coeficiente en función de las clasificaciones de los cinco últimos años lo que daba el ascenso al Athletic de Madrid, Unión de Irún, Sevilla FC y Murcia FC. Este nuevo sistema de promoción de los 4 nuevos equipos, donde el último clasificado de la Primera División de la última temporada, el Arenas de Getxo, debía de jugarse su permanencia con el quinto clasificado de la Segunda División, el cual era el Sporting de Gijón, junto a los dos campeones de la Tercera División, el Elche FC y el Valladolid Deportivo. Sin embargo, todo fue truncado cuando terminó la liga, la Federación redujo los equipos a 12, finalmente no hubo descensos y ascendieron directamente los dos primeros clasificados de Segunda División.

La historia se complica cuando, ya con antelación al inicio de la liga, se sabía que el último tendría que promocionar de manera forzada, y el FC Barcelona quedo penúltimo esa liga. La década de los años 30 fue la década negra para el club español, ya que muere su presidente Hans Gamper, a parte entra en España la Segunda República y la Guerra Civil. Estos hechos hicieron que los socios del club decidiesen abandonar al club, dejándolo en la miseria total. También el presidente del club Josep Sunyol, quien era miembro del partido político de Esquerra Republicana de Catalunya, fue asesinado a manos de las tropas franquistas. La consecuencia más sonora fue el número de socios con los que acabó tras la década de los años 30: El club acabó la década de los 30: 2.500 socios.

Siguiendo con la disección del FC Barcelona, mirando su patrimonio en el año 1933, observamos que disponía de 685.173 pesetas de patrimonio, unos 400.00 euros. En la temporada 1933-1934, al FC Barcelona lo entrenaba Jack Demby, un equipo en declive, marcado por derrotas espantosas y poco previsibles, como la eliminación ante el Betis en la Copa, o la pérdida del Campeonato de Cataluña. El equipo acaba penúltimo y evita el descenso gracias a la ampliación de la Primera División, que pasa a 12 equipos.

Todos estos hechos marcan el camino de la derrota, tanto financiera como institución, el FC Barcelona entra en esta dinámica derrotista que se ve agravada con el juego del club.

Esta senda nos lleva a hablar de un hecho que cambia la visión de los catalanes en relación al trato franquista hacia ellos. El equipo en estos siguientes años estaba formado por grandes jugadores como Kubala, Moreno, Manchon, Ramallets y otro más, un equipo que despertaba las esperanzas de una afición que veía la luz al final del túnel. El club era propietario de unos terrenos contemplados en las ordenanzas como zona urbanizable, el FC Barcelona planteó la necesidad de permutarlos por otros situados en la zona terminal de la Diagonal, reservados en los planes municipales para parques, jardines y zona deportiva. Antonio María Simarro, alcalde de la ciudad en 1951, y el presidente del Barça, Francisco Miró-Sans, acordaron la primera recalificación favorable al club. Habría una segunda recalificación, pero el club estaba muy endeudado, debía unos 230 millones de pesetas. La salida más viable para el club era vender parte de su patrimonio, es decir, Les Corts.

Habría una tercera recalificación, y es aquí cuando aparece la figura del Caudillo de España, ya que gracias a Francisco Franco, el FC Barcelona puedo sanear sus deudas y pudo pagar las deudas por la construcción de su estadio. Esta recalificación fue aprobada en el 1965 por el Consejo de Ministros. Gracias a la mano del dictador, el club español evitó la quiebra azulgrana.

Este hecho sirve para callar algunas bocas mal intencionadas y mal informadas, primero hay que ver los hechos y luego hablar. Si no llega a ser por Franco el FC Barcelona ni existiría hoy en día, imaginarse una liga sin Messi, sin Xavi o Iniesta, ya que a causa de ello la Masía no llegaría a surgir jamás. Si Franco hubiera querido acabar con el club catalán, lo hubiera hecho simplemente sin hacer nada, dejando que el club se hundiera él solito, sin ayuda. Pero no es el caso, salvó al conjunto catalán a pesar de las críticas y el foco de rebeldía que siempre fue Cataluña contra el dictador.


Por JESÚS CAMPOS MÁRQUEZ
Estudiante de Historia en la Universidad de Sevilla